Portal Profesional de Envasado Líquido

El consumo de latas de bebidas aumentó un 4,6% en volumen durante 2020

  • Publicado el 02 de Agosto de 2021

La lata de bebidas se reafirma como envase domiciliario. España se consolida como el segundo mercado más importante de latas de bebidas de Europa, sólo por detrás del Reino Unido.

El consumo de latas de bebidas aumentó un 4,6% en volumen durante 2020

En 2020 el consumo de latas de bebidas en España aumentó un4,6% en volumen, impulsado principalmente por el mayor consumo domiciliario de cerveza, un dato que cobra sentido si tenemos en cuenta cómo ha modificado las tendencias tradicionales de compra y consumo la pandemia COVID-19. La reducida afluencia de visitantes y las restricciones impuestas a la actividad del sector hostelero han repercutido enormemente en el comportamiento de los canales de venta de las latas de bebidas trasladando parte del consumo al hogar. El Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza 2020 elaborado por Cerveceros de España, asegura que por primera vez en la historia, el consumo de cerveza en el hogar (56%) superó al consumo no domiciliario (44%).

La lata de bebidas ha sabido estar a la altura en un difícil año 2020 gracias a sus principales atributos: seguridad, perfecta conservación del producto, ligereza, comodidad en la compra, facilidad de apilamiento en la despensa o en el frigorífico y total reciclabilidad real.

Según los estudios encargados por la Asociación de Latas de Bebidas a IRI, en el canal de alimentación moderna la venta de cerveza en lata aumentó un 17,2%, siendo los hiper (con un +15,7%) y los supermercados de entre 2.500 y 1.000m2, (con un +21,6%) los que más aumentaron sus ventas. Por otro lado, la venta de refrescos en lata en dicho canal creció un 3,7%, principalmente en los hiper (+8,1%) y en los supermercados de entre 2.500 y 1.000m2 (+6,2%).

Metal Packaging Europe (asociación que agrupa a los productores europeos de envases metálicos: latas de bebidas, de alimentación, aerosoles, tapas, cierres y otros productos de consumo) encargó a IPSOS un estudio de opinión en 7 países europeos para conocer la percepción de lata de bebidas por parte del consumidor. A finales de 2020 se realizaron 1.000 encuestas telefónicas en España, a personas de entre 18 y 65 años.

Los resultados no dejan lugar a duda: 6 de cada 10 encuestados manifestaron consumir latas de bebidas al menos una vez a la semana e incluso un 11% lo hacen a diario (doblando la media europea). Curiosamente el consumo de latas de bebidas es mayor en la franja de edad de 25-65 años que entre los de 18-25 años.

Otro hallazgo del estudio realizado por IPSOS es que, tras su consumo en el hogar, el 83% de los españoles manifiesta separar las latas de bebidas para su reciclado en el contenedor amarillo. Gracias a ello la infinita reciclabilidad del aluminio se convierte en una realidad palpable.

En menos de 60 días ese aluminio vuelve a las manos del consumidor en forma de nueva lata o de otros objetos, ejemplificando la llamada Economía Circular.

Un 61% de los españoles considera que la lata es fácil de reciclar, no obstante, cuando se preguntó a la gente qué medidas serían más efectivas para aumentar el reciclado cuando se consume fuera del hogar, la más mencionada fue, con un 86% de los encuestados, disponer más contenedores para su reciclado.

Otro dato interesante, es que el 59% de los encuestados resaltan que de la lata se pueda reciclar todo. Y en efecto así es, la lata de bebidas al no tener etiquetas, tapones u otro tipo de componentes secundarios es un envase monomaterial y al estar realizado de un material permanente como el aluminio, se puede reciclar una y otra vez, sin pérdida de calidad y con importantes ahorros energéticos. Los materiales permanentes no se consumen, simplemente se usan.

Las ventajas medioambientales de la lata de bebidas son cada vez más conocidas y valoradas por los españoles. Un 57% sabe ya que al reciclar una lata de bebidas se ahorra el 95% de la energía necesaria para su fabricación. Las latas de bebidas son fáciles de separar y reciclar con la infraestructura existente y no se requieren nuevas tecnologías ni significativas inversiones adicionales. Aún así, se quiere seguir mejorando y prueba de ello es que la hoja de ruta de Metal Packaging Europe se dirige al 100% de reciclado de latas de bebidas de aluminio en 2030. Un objetivo que requiere de la participación de todos.

Otra de las conclusiones interesantes extraídas del estudio realizado por IPSOS pone de manifiesto la creciente madurez de la población española en cuestiones ambientales y de gestión de los residuos. Un 90% de los encuestados piensa que se debería sancionar a quienes tiran indiscriminadamente residuos en la vía pública y sólo un 3% se posiciona en contra. Este resultado se hace aún más evidente cuando se pregunta por dicha práctica en el entorno natural. En este caso un 93% de los encuestados opina que se debería sancionar a quienes tiran indiscriminadamente residuos en espacios naturales y sólo un 1% se manifiesta en contra.

En cuanto a consumo, hoy por hoy cada vez son más las bebidas que eligen a la lata como envase. Tal es el caso de vinos blancos jóvenes, cervezas artesanales, aguas, zumos…La lata de bebidas, además de poseer unos atributos ideales para la conservación de la bebida y su disfrute, ofrece un óptimo control de la cantidad que se desea consumir en cada ocasión.

Últimas revistas