|  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Editorial ~

Más teletrabajo

15-06-2020

Hace tan solo unos meses, apenas el 7% de los empleados tenían la opción de teletrabajar en nuestro país. Con la crisis del coronavirus, el 80% de los trabajadores se han adaptado a esta modalidad de trabajo. Un crecimiento asombroso teniendo en cuenta que estábamos a la cola de Europa donde un 17% teletrabajaba. El comparador de seguros Acierto ha llevado a cabo una comparativa para ver los cambios que ha supuesto esta nueva situación y a grosso modo se traduce en una mejora de la productividad y más conciliación.

Por lo que a los trabajadores se refiere, casi el 70% afirma ser igual o más productivo en estas condiciones, y eso que han lidiado con la convivencia y la atención a sus hijos menores. En cualquier caso, la evidencia científica señala que el teletrabajo incrementa la productividad, pero también que, para que funcione, resultan esenciales una serie de variables personales: que el trabajador sea independiente, sepa manejar la soledad y gestionar bien su tiempo. Pero también puede afectar negativamente a aquellos procesos donde las relaciones sociales y la presencia sean importantes.

El comparador Acierto apunta a que 8 de cada 10 empleados están satisfechos con el teletrabajo y que a más del 90% le gustaría seguir trabajando a distancia cuando se recupere la normalidad. Las principales razones son la ausencia de desplazamientos y el ahorro que eso conlleva, la reducción de los madrugones, así como la mejora de la conciliación familiar. Relacionado con los desplazamientos, el teletrabajo ha contribuido a disminuir nuestra huella de carbono. A largo plazo, se calcula que esta bajada podría superar los 3 millones de toneladas. También se reducirían los accidentes de tráfico significativamente.

La crisis del coronavirus y el trabajo en remoto han puesto de manifiesto no solo que es posible mejorar la productividad desde casa, sino también la necesidad de adaptación de las empresas. Así que hay que incorporar el teletrabajo a la cultura empresarial, adecuando el equipamiento informático y las medidas de seguridad al trabajo en remoto. Formar a los trabajadores, apostar por perfiles digitales, implementar VPN seguras para acceder a los sistemas de la empresa, realizar copias de seguridad, cifrar los equipos de trabajo, etcétera; serán pasos fundamentales.

De hecho, se trata de algo clave si tenemos en cuenta que los ataques cibernéticos se han disparado con el teletrabajo, y que solo el 30% de las PYMES cuenta con protocolos de actuación básicos frente a este tipo de delitos. De todos modos, la implantación del teletrabajo dependerá en gran medida del tipo de negocio, y aunque la falta de recursos puede suponer un problema, no debería de suponer un freno porque está claro que ha llegado para quedarse.

Rosa Arza
Editora Tecnobebidas

rosa.arza@tecnobebidas.com

~ Publicidad ~

www.blowmolding.es



© 2001-2020 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad