|  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Noticia ~

ABB presenta los resultados del primer trimestre de 2020

20-05-2020

"La pandemia de COVID-19 ha afectado negativamente a nuestros resultados del primer trimestre, rebajando los ingresos y márgenes operativos en todos nuestros negocios a pesar de un mantenimiento satisfactorio del crecimiento. Estamos haciendo todo lo posible para garantizar la salud y seguridad al mismo tiempo que preservamos la continuidad del negocio, prestamos servicio a nuestros clientes y seguimos invirtiendo en I+D a largo plazo", afirmó Björn Rosengren, CEO de ABB.

"En el segundo trimestre, prevemos que las operaciones de ABB se vean notablemente obstaculizadas por una caída brusca de la demanda por las cuarentenas aplicadas en numerosos rincones del mundo. No obstante, aceleraremos nuestros esfuerzos en aras de manejar nuestros costes y proteger la liquidez sin dejar de progresar en la descentralización del grupo y en la consecución de la desinversión de Power Grids al cierre del segundo trimestre".

ABB presenta los resultados del primer trimestre de 2020

En medio de la tesitura provocada por la COVID-19, los pedidos durante el primer trimestre han sido todavía sólidos. Motion e Industrial Automation en particular se han favorecido de unos pedidos de considerable magnitud. Sin embargo, los ingresos han disminuido en el conjunto de los negocios como reflejo del descenso en la demanda de productos originado por la pandemia, inicialmente en China y, posteriormente, en otros rincones del mundo, donde las restricciones a la movilidad han limitado también las actividades de servicios e instalación de sistemas. Estos acontecimientos, a su vez, han lastrado los márgenes operativos en el conjunto de los negocios, dando buena muestra de que ciertos costes siguen siendo esenciales para la continuidad del negocio.

Los pedidos disminuyeron un 4 por ciento (un aumento del 1 por ciento comparable) en este trimestre en comparación con el año anterior. Los efectos de la conversión de divisa tuvieron un impacto negativo neto del 3 por ciento y los cambios de cartera un impacto negativo neto del 2 por ciento. La cartera de pedidos se redujo en un 1 por ciento (un aumento del 8 por ciento comparable) al cierre del trimestre.

Los pedidos procedentes de Europa aumentaron en un 1 por ciento (un 5 por ciento comparable) gracias al respaldo de grandes pedidos. A niveles nacionales, el rendimiento fue diverso. Fue sólido en Suecia, Noruega, Países Bajos y Reino Unido, mientras que en Alemania, Suiza, Italia y España, donde la COVID-19 golpeó en una etapa más temprana, los pedidos disminuyeron en comparación con el mismo periodo del año anterior. En Alemania, los pedidos fueron un 7 por ciento inferiores (un 4 por ciento comparable).

Los pedidos en toda América fueron estables (un aumento del 2 por ciento comparable), dando así muestra de la aparición posterior de la COVID-19 en la región. Los pedidos de Estados Unidos fueron un 2 por ciento inferiores (hasta un 2 por ciento comparable).

En Asia, Oriente Medio y África (AMEA), los pedidos fueron un 12 por ciento inferiores (un 7 por ciento comparable). Los pedidos procedentes de la India, Corea del Sur, Tailandia e Indonesia progresaron satisfactoriamente, en contraste con el descenso en Australia, Singapur y Japón. En China, primera región en ser castigada por la COVID-19, los pedidos disminuyeron un 21 por ciento (16 por ciento comparable).

En las industrias específicas, los pedidos se vieron interrumpidos en la mayoría de los mercados finales y los pedidos fueron considerablemente inferiores en el sector de la automoción y sus industrias vinculadas. En las industrias de procesos, ABB disfrutó de una sólida demanda en el sector de la minería, así como en el de pasta y papel. La generación de energía no convencional de petróleo y gas, así como la convencional, no sufrieron dificultades.

En cuanto al transporte y las infraestructuras, las inversiones fueron sólidas, siendo el crecimiento especialmente potente en puertos, sector ferroviario y sector de aguas limpias y residuales. El crecimiento de los pedidos en las empresas de servicios públicos de distribución fue satisfactorio. La actividad del mercado de la construcción decayó debido a las limitaciones cada vez mayores a las que se han tenido que enfrentar las empresas por causa de las medidas de cuarentena.

Los ingresos fueron un 9 por ciento inferiores (un 7 por ciento comparable) con respecto al año anterior. Los efectos de la conversión de divisa tuvieron un impacto negativo neto del 1 por ciento y los cambios de cartera un impacto negativo neto del 1 por ciento. El ratio de ventas con facturación del trimestre fue 1.18x1 en comparación con 1,11x en el mismo periodo del año anterior.

Los beneficios de explotación de 373 millones de dólares disminuyeron un 37 por ciento. El resultado incluye activos no operativos combinados por valor de 263 millones de dólares, incluyendo 65 millones de amortización asociada a adquisiciones, una pérdida neta de 80 millones de dólares en relación con las diferencias de plazo en cuestión de materias primas y conversión de moneda extranjera, cambios de reestructuración para el programa de simplificación ABB-OS, así como gastos de transacción y separación vinculados a la separación de Power Grids y al negocio de inversores solares.

El EBITA operativo1 de 636 millones de dólares fue un 17 por ciento inferior (una disminución del 16 por ciento comparable). El margen EBITA operativo1 del 10,2 por ciento fue 100 puntos básicos menor con respecto al año anterior.

Todos los negocios registraron menores márgenes con respecto al mismo periodo del año anterior, compensados parcialmente por las mejoras en los segmentos tanto corporativo como de otros tipos, debidas principalmente a menores gastos no esenciales, así como de transición a la competencia. Los costes de transición a la competencia, de 21 millones de dólares, quedaron reflejados en los segmentos tanto corporativo como de otros tipos.

El beneficio neto de las operaciones continuadas fue de 326 millones de dólares, un 21 por ciento inferior al del mismo periodo del año anterior. El beneficio neto derivado de las operaciones interrumpidas, de 54 millones de dólares, fue menor, acusando el impacto de la transferencia de costes de transición a la competencia, los continuos costes de reestructuración y las pérdidas netas asociadas a las diferencias de plazo en cuestión de materias primas y conversión de moneda extranjera.

El beneficio neto del Grupo atribuible a ABB fue de 376 millones de dólares y el dividendo por acción de 0,18 dólares, ambos un 30 por ciento2 inferiores con respecto al año anterior. El grupo impositivo efectivo del grupo fue del 19,5 por ciento e incluye los efectos positivos derivados de la resolución de ciertas contingencias fiscales estimadas. El dividendo operativo por acción (EPS)1, de 0,30 dólares, fue un 2 por ciento2 inferior con respecto al mismo periodo del año anterior.

El flujo de caja operativo disminuyó hasta los -577 millones de dólares, en comparación con los -256 millones de dólares en el primer trimestre de 2019, incluyendo 22 millones de dólares de menor flujo de caja derivado de las actividades operativas por causa de las operaciones interrumpidas, con respecto al año anterior.

El flujo de caja derivado de las actividades operativas continuadas se vio perjudicado con respecto al mismo periodo del año anterior, principalmente debido a las diferencias de plazo en los pagos de incentivos a empleados, distribuidos este año en el primer trimestre en contraposición al segundo trimestre el año pasado, así como a menores ingresos derivados de las operaciones y plazos menos favorables para el pago de impuestos. Esto se vio parcialmente compensado por las mejoras en la gestión del capital circulante, incluida la mejor armonización de las condiciones de pago para las cuentas por pagar. El capital circulante neto como porcentaje de los ingresos fue de un 12,3 por ciento al cierre del trimestre.

La principal prioridad de ABB es garantizar la salud y seguridad de nuestros empleados al tiempo que se preserva la continuidad del negocio. ABB supervisa continuamente la evolución de la situación y toma todas las precauciones necesarias en consonancia con las pautas de la OMS y de los gobiernos locales. Con la pandemia de COVID-19 aún desarrollándose, ABB colabora sin descanso con sus clientes y socios para mantener el suministro de bienes y servicios. Como parte de esta respuesta, ABB está aumentando al máximo su uso de herramientas de servicios a distancia y de las soluciones digitales de ABB Ability™, incluyendo servicios remotos gratuitos. La mayoría de las instalaciones de producción de ABB continúan estando hasta la fecha total o parcialmente operativas, si bien es cierto que se han sufrido algunas interrupciones en las instalaciones de producción y servicio de ciertos países.

Dentro de lo posible, la compañía está adaptando sus recursos para hacer frente a la desaceleración prevista de la demanda, además de eliminar aquellos costes no esenciales. La junta directiva y el Comité Ejecutivo de ABB van a reducir, en un 10 por ciento y de manera voluntaria, su remuneración y salario por su participación en la junta mientras dure la crisis. Además, ABB aportará 1 millón de francos suizos a la lucha contra la COVID-19 emprendida por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La compañía y sus empleados están asistiendo a las comunidades, por ejemplo, mediante el uso de los recursos de ABB para el suministro de equipos de protección a los hospitales y trabajadores más expuestos en algunos de los países más afectados, como China e Italia, además de efectuar donaciones de material e iniciativas de recaudación de fondos.

En previsión de su desinversión, el negocio de Power Grids es ya plena e independientemente operativo. ABB ha eliminado la mayoría de los cerca de 290 millones de costes anuales de transición a la competencia surgidos de la fragmentación de Power Grids. ABB pretende resolver cualquier sinergia negativa derivada de la separación mediante el programa de simplificación de ABB-OS. Se prevé que la desinversión sea completa al cierre del segundo trimestre, tal como estaba previsto, y ABB conserva su afán de aplicar un plan de recompra de acciones, empleando los productos líquidos netos derivados de la transacción. ABB pretende ejecutar su plan de manera eficiente y responsable teniendo en consideración las circunstancias imperantes.

La descentralización y el ajuste del modelo operativo de ABB mediante ABB-OS siguen en curso, lo que permite a los negocios actuar con celeridad para responder a las circunstancias derivadas de la COVID-19 al tiempo que trabajan por alcanzar para el Grupo el ahorro de costes previsto.

Durante el trimestre, el negocio de Electrification completó su desinversión de las actividades de inversores solares en su traspaso a FIMER SpA el 29 de febrero de 2020. El 17 de marzo de 2020, Electrification completó la adquisición de una participación mayoritaria en Chargedot Shanghai New Energy Technology Co., Ltd. La compra amplía la relación de ABB con los principales fabricantes de vehículos eléctricos en China y abre su oferta mediante hardware y software específicamente desarrollados conforme a los requisitos locales. Además, el negocio de Electrification de ABB formalizó, el 3 de marzo de 2020, la adquisición de Cylon Controls Ltd, con lo que mejora así su cartera de edificios inteligentes para el sector comercial de la construcción.

Se espera que la economía internacional se contraiga en 2020 tras el rápido deterioro de las perspectivas debido a la pandemia de COVID-19. A pesar de los estímulos, nunca vistos hasta la fecha, aplicados por gobiernos y bancos centrales de todo el mundo, así como de los primeros signos de recuperación de la actividad económica en China, los indicadores macroeconómicos apuntan a una recesión internacional de duración indeterminada, habida cuenta de que numerosos países, entre los que se incluyen los Estados Unidos, siguen haciendo frente a restricciones que se esperan acarreen consecuencias económicas a largo plazo.

El impacto de la COVID-19, así como la caída en los precios del crudo, ha afectado notablemente a la perspectiva a corto plazo en mercados finales específicos como el petrolífero y gasístico, la generación de energía convencional, así como los sectores de automoción y marítimo. Algunos mercados finales, tales como el de las empresas de servicios públicos de distribución, centros de datos, logística y sector ferroviario siguen exhibiendo una relativa fortaleza.

En estos momentos, ABB no ofrece apuntes respecto del año 2020 en su totalidad. ABB espera que sus resultados se vean notablemente afectados en el segundo trimestre. Se espera que los pedidos e ingresos muestren un declive secuencial de considerable magnitud en el conjunto de los negocios, y se prevé que Robotics & Discrete Automation caiga más de un 30 por ciento con respecto al año anterior. A pesar de que la compañía está tomando medidas con la mayor rapidez para adaptar sus operaciones y base de costes en aras de preservar la rentabilidad, ABB prevé que la pérdida de volumen afecte aún más a los márgenes. A pesar de las interrupciones a corto plazo, ABB confía en la inherente fortaleza de sus negocios y su modelo operativo. Su balance general es sólido y su convencimiento de poder cubrir con holgura sus necesidades de liquidez es firme.


Artículos relacionados

ABB accelerates remote connectivity for customer operations during COVID-19 crisis
Nuevo accionamiento y motor integrados Baldor-Reliance® EC Titanium™ de ABB
ABB inaugura un nuevo centro de innovación para impulsar la robótica y la automatización en España
ABB nombra CEO a Björn Rosengren
ABB presentó una nueva era de soluciones robóticas flexibles y colaborativas en la feria Automatica 2018
Las soluciones tecnológicas de ABB impulsan la industria del futuro en Hispack 2018

~ Publicidad ~

www.blowmolding.es

www.premioarca.com



© 2001-2020 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad